(Last Updated On: August 11, 2016)

Hemos armado el itinerario de otoño perfecto para visitar lo mejor de Breckenridge en un fin de semana. Dale un vistazo y verás que no podrás resistirte:

Día 1:

Boreas Pass Road es el sitio ideal para admirar los colores de otoño y maravillarte con las vistas panorámicas de Breckenridge.

Boreas Pass Road es el sitio ideal para admirar los colores de otoño y maravillarte con las vistas panorámicas de Breckenridge. Foto: Jessie Unruh

Es tu primer día. Para empezar bien, dirígete a Cuppa Joe, favorito de los locales. El lugar sirve uno de los mejores cafés en el pueblo. ¿Prefieres un latte? Espera una increíble creación en latte, acompañando tu bebida. El dueño original ganó una competencia de arte en latte y heredó la tradición al staff de los nuevos dueños. Te sugerimos acompañar tu bebida con un delicioso burrito de desayuno (prueba el burrito de camote – la porción es enorme). Empieza a relajarte mientras disfrutas los paisajes del resort de esquí de Breckenridge y piensas en lo que el día te augura.

No te aceleres en tu primer día. Comienza con una ruta escénica en Boreas Pass Road, que asciende desde el centro de Breckenridge hasta casi 3,500 metros de altura sobre el nivel del mar. Los colores de otoño se extenderán por todo el camino, como si estuvieras manejando por un túnel dorado. No solo te encontrarás rodeado de vibrantes colores de otoño, también alcanzarás a ver nuevos ángulos de pueblo, el resort de esquí y otras cimas rodeando a Breckenridge. También puedes manejar rumbo a Boreas Pass y de regreso, o recorre los 27 kilómetros rumbo a Como, y da vuelta a la derecha en la carretera 285 en dirección a Fairplay, y regresa a Breckenridge tomando la carretera 9 por Hoosier Pass – es un circuito excepcional.

¡Hora de ir de compras! El centro ofrece algunas de las mejores boutiques.

Pasa la tarde explorando todo lo que el centro de Breckenridge ofrece. Con más de 160 tiendas y boutiques que explorar, no volverás a casa con las manos vacías. Breckenridge se enorgullece de tener varias tiendas con mercancía hecha en la región. De jabones hechos a mano, velas, esquís, espirituosos y cervezas artesanales, pasando por joyería, ropa y mucho más. Sin olvidar que muchos de los negocios en el pueblo tienen ofertas de verano que no podrás resistir, y que caen de maravilla para empezar con las compras Navideñas.

Después de un largo día explorando los senderos de la montaña y disfrutando un poco de shopping, es hora de darte gusto con la escena culinaria de Colorado. Te presentamos algunas de las opciones que no querrás perderte:

Cena casual: dirígete a Breckenridge Brewery, hoy una de las cervecerías artesanales más importantes del país. Esta es la ubicación original del pub y hasta el día de hoy, aún produce su cerveza en casa. Deléitate al degustar su producción o elige tu favorita. Nuestra elección predilecta es la Breckenridge Amber Avalance. Acompáñala con una suculenta hamburguesa ¡y se feliz!

Cena formal: si buscas algo más sofisticado mientras descubres un poco de la historia local, The Hearthstone, hospedado en la Casona Kaiser, un edificio victoriano construido a inicios de 1880, es tu lugar. Esta romántica casa tiene vistas del resort de esquí y el distrito de artes. Lo mejor es que sirve res y otros cortes de carne criados a nivel local, verduras cosechadas en Colorado y mariscos de proveedores autosustentables. No olvidemos que su carta de vinos ofrece 220 variedades que incluyen las regiones de vinos más importantes a nivel internacional.

Día 2:

Agenda un paseo en bici guiado por los “Túneles de álamos dorados”. Foto de Liam Doran

Agenda un paseo en bici guiado por los “Túneles de álamos dorados”. Foto de Liam Doran

Comienza la mañana con el pie derecho. Amazing Graze tiene todas las opciones naturales en su menú y delicias horneadas que no querrás perderte. The Grace, como la llaman los locales, está ubicada en un edificio histórico, su dueña es Monique Merrill, una increíble atleta local. Antes de partir rumbo a tu aventura del día, te sugerimos pedir una galleta para llevar, te caerá de maravilla en algún momento del día lleno de acción que te aguarda.

Ahora sí estás listo para disfrutar la agenda del día. Elige tu favorito: senderismo o bici en los senderos que merodean por las montañas de Breck mientras sigues disfrutando los colores de otoño. El área French Gulch pasa por una de las regiones mineras más ricas de la región. Recorrerás infinidad de antiguas minas; una de nuestras favoritas es Reiling Gold Dredge. Y ya que estás en el vecindario, date una vuelta por el sendero B&B, Minnie Mine o X10U8.

Si planeas pedalear por los senderos de la montaña, prueba Breck Bike Guides. Sus recorridos exploran algunas de las mejores pistas de un solo carril en el pueblo e incluyen algunos tips para mejorar tu técnica en las montañas.

¿Mueres de hambre? ¿Qué te parece una rica crepa hecha al momento? Elige tu favorita en Crepes a la Carte,

Crepas hechas en casa, preparadas al momento…. Yumm! Foto: Liam Doran

Crepas hechas en casa, preparadas al momento…. Yumm! Foto: Liam Doran

ubicado en el corazón de Breckenridge. Su receta secreta para preparar crepas valdrá la pena la espera. Si tienes frío, aprovecha la fogata mientras te vuelves espectador de la cotidianeidad en las calles y guarda lugar para el postre. Ahora camina unas cuadras rumbo a Mary’s Mountain Cookies, otro favorito de los locales. Déjate seducir por el aroma de sus galletas recién horneadas a calles de distancia…

Tal vez es hora de un poco de R&R. Después de un largo día explorando la región, recarga cuerpo y alma con un masaje o tratamiento relajante. Las opciones de spa en Breckenridge son inmejorables – este pequeño pueblo en las montañas ofrece más de 13spas y centros de bienestar- y espera mucho más que masajes: acupuntura, medicina herbal oriental, yoga, paquetes de relajación todo incluido y tratamientos para combatir el aire seco y el fuerte sol que caracterizan estas altitudes.

A brindar y a comer toda la noche. Hay más de 75 opciones a elegir. Para hacerte las cosas más fáciles, aquí te ofrecemos algunas sugerencias:

Cena casual: Empire Burger. Con eso lo decimos todo. Sirven unas hamburguesas que jamás olvidarás, papas a la francesa y salsas hechas en casa. Nuestras favoritas son la Jalapeño Ranch y el Chutney Dulce de Mango. O vete al bar para ver un partido, disfrutar una cerveza bien fría y una hamburguesa de casi un kilo… Otro lugar que hará feliz a toda la familia es Downstairs at Eric’s. Tiene 14 pantallas, 20 tipos de cerveza de barril, 100 cervezas de botella, un arcade enorme y una pizza llamada Gigantor. No diremos más. Bueno, solo una cosa: recuerda pedir unas Alitas de pollo horneadas.

Cena formal: Relish sirve platillos de la cocina de Colorado, preparados con carnes y productos locales. Matt Fackler, chef y dueño, siempre busca los ingredientes más frescos y por ello, cambia el menú cada temporada. Relish se ubica en el corazón de Breckenridge, ofrece increíbles vistas del resort de esquí y de la Calle Principal.

PROST por el Oktoberfest en Breckenridge, una de las mejores celebraciones de Oktoberfest en las Rocallosas. Foto: Robin Johnson

PROST por el Oktoberfest en Breckenridge, una de las mejores celebraciones de Oktoberfest en las Rocallosas. Foto: Robin Johnson

¿Mencionamos que el otoño es temporada de festivals? De Oktoberfest al Film Festival, el primer Wine Classic o el Craft Spirit Fest, digamos que los colores de otoño no son la única razón por la cual querrás planear una visita a Breckenridge. Planea tus vacaciones durante alguno de estos festivales y te aseguramos que descubrirás muchas razones para volver.

Hay varias ubicaciones en Breckenridge para admirar los colores de otoño. Si estás buscando más inspiración mientras visitas el pueblo, echa un vistazo a nuestras páginas de Pinterest: 24 horas en Breckenridge y Colores de Otoño en Breckenridge.

Comments